Ocho consejos para afrontar los exámenes de la EFA Torrealedua

Ocho consejos para afrontar los exámenes de la EFA Torrealedua

¡Que no cunda el pánico! Comienzan los exámenes finales para algunos cursos en la EFA Torrealedua. ¿Hay nervios? Lo peor es entrar en un estado pánico. ¿Quieres saber cómo evitarlo? Aquí te detallamos ocho consejos muy útiles para superar todas las pruebas:

1.- Establece una rutina

Es importante mantener la mente clara y despejada. Si realizas una planificación en la que mantener unos horarios diarios y tratas de seguirlos, te notarás más seguro a la hora de afrontar el examen.

2.- Prepara bien la materia

Si no has estudiado, es difícil que consigas buenos resultados. Organiza tus apuntes, realiza esquemas, no memorices e intenta aplicar el estudio a casos prácticos. ¡Verás como es mucho más fácil!

3.- No apures hasta el último día

Sabemos que no es fácil. De hecho, es una tendencia muy extendida la de dejar las cosas para el final y pegarse el atracón el día de antes. No debes quedarte hasta muy tarde. Además, es conveniente realizar ejercicio moderado para darse un respiro. También lo es dormir bien. ¡Aplícalo!

EL EXAMEN

4.- Márcate un orden

Organiza el tiempo para contestar todas las preguntas y luego revísalas correctamente por si hay algún error en ellas. Piensa bien qué responder antes de escribir. Realizar un esquema previo para establecer las ideas principales te ayudará.

5.- Sé concreto y no te andes por las ramas

No te andes por las ramas. Es muy importante contestar correctamente. Asimismo, la presentación es muy importante. Debe haber claridad, orden y ortografía correcta.

6.- Piensa en positivo

Confía en tu trabajo. Intenta meditar para ti y pensar en todas las horas que le has dedicado. Después del examen notarás una sensación de relajación.

7.- No tengas prisa por terminar

Responde con tranquilidad y si te queda algo de tiempo, repasa tus contestaciones. No te aceleres y no busques terminar el primero.

8.- ¡No le des más vueltas!

Es normal comparar respuestas con otros amigos al salir, pero los demás no siempre aciertan. Lo mejor es que, una vez pasada la prueba, te olvides y te centres en el siguiente objetivo.

Solo nos queda desearos mucha suerte. ¡A por los exámenes!